Juan Gabriel, El Hombre Espectáculo

Pero la principal diferencia entre  Juan Gabriel y los demás compositores se notaba en sus presentaciones personales. Nadie como él lograba que el público se integrara completamente al show. Ningún cantante, ni los que se hacían llamar “showman”, lograba la comunicación e interacción que Juan Gabriel tenía con su público.

Recuerdo la primera vez  que lo vi, en el Teatro Blanquita (1974-1975) como parte de una revista musical donde solamente cantaba un par de temas. Todas las chamacas nos volvíamos locas cuando salía y él, muy joven todavía, no aprendía a manejar al público, pero no hacía falta.

Cuando sacó su primer disco con mariachi, los adultos empezaron a tomarlo en cuenta, primero las señoras que lo veían como un hijo, pero enseguida los hombres también. Yo creo que había muchos hombres que esperaban que alguien le diera voz a sus sentimientos y emociones, sin necesidad de hablar de borracheras, de decepciones, de traiciones; sino con alegría y optimismo, y fue lo que encontraron en los temas de Juan Gabriel. Primero a los hombres jóvenes, pero poco a poco se fue ganando también a los maduros, al grado de que en sus presentaciones en “El Patio” por ahí de fines de los 70’s y principios de los 80’s ya se escuchaban voces masculinas que le gritaban “eres el mejor” “eres único” “el número uno”.

Ya para entonces se había metido en el gusto de toda la gente y fue tomando plazas cada vez más grandes y más importantes. Después de “El Patio” tuvo temporadas triunfales en el Premier, y de ahí en adelante cada vez enriquecía más sus espectáculos incorporando a grandes músicos, coros, un súper mariachi, orquesta, hasta llegar al show espectacular en el Palacio de Bellas Artes, pasando desde luego por las temporadas triunfales y larguísimas en el Auditorio Nacional.

Me voy a permitir hablar de lo que yo vi, porque desgraciadamente nunca tuve oportunidad de ver sus presentaciones fuera del D.F., pero por las noticias me enteraba de sus éxitos en E.E.U.U., en Viña del Mar (donde siempre que se presentaba arrasaba con todos los premios y dejaba a la gente más que feliz), por varios países de Suramérica y por España, una plaza muy difícil para los mexicanos, pero no para él, tal vez por la fama que ya tenía al haber producido los discos de Rocío Dúrcal.

Después de haberlo visto en el “Teatro Blanquita” no tuve oportunidad de verlo hasta que por ahí del año 1988-1989 (la verdad no recuerdo con exactitud la fecha).Se presentó en el entonces Estadio del Atlante con un éxito apoteósico. No cabía un alfiler, el estadio lleno al tope, cancha y gradas; público de todas las edades y clases sociales cantando y bailando junto con él. El concierto estaba programado para las 6:00 p.m. y comenzó puntualmente. Nos dieron las 10 de la noche y el seguía cantando con la misma energía y nadie se quería ir, pero todo lo que comienza tiene que terminar, y salimos todos más que felices por haber sido testigos de un espectáculo al que no estábamos acostumbrados. Fue la primera vez que vimos su show con orquesta y mariachi al mismo tiempo.

Algunos meses después, se presentó en la “Plaza México”. Ahí estábamos, igual disfrutando del show, cuando se soltó un aguacero. Poco a poco los músicos se fueron retirando, primero los que tocaban instrumentos eléctricos, y él seguía allí acompañado por los metales, con el cabello escurrido, empapado, hasta que de repente nos dijo que lo perdonáramos pero no podía seguir porque el micrófono ya le estaba dando toques. Solamente así dejó de cantar, y hasta ese momento la gente se empezó a mover. Nadie se quería perder un minuto de su presencia.

Esa estampa retrata fielmente el profesionalismo de Juan Gabriel y nos permite entender porque logró llegar hasta donde llegó. Muy poca gente en el ambiente artístico le da tanto valor al cariño de la gente y trata de corresponder como él lo hacía. Alguna vez dijo que si la gente hacía tanto sacrificio por juntar su dinero para pagar un boleto para verlo, y hacía el recorrido desde sus casas hasta donde él se presentaba, lo menos que podía hacer era corresponder entregando lo mejor de él.

Y vaya que lo hizo, desde el primero hasta el último show.





Alex Gonzalez (492 Posts)

Trabajé de manera independiente hasta el 2012 Año también, en el que formo un mini estudio de grabación y Nace el proyecto de vídeos “drum cover” para YOUTUBE hasta la fecha. Formo parte de THE FULL`S BAND , que nace en el año 2012 , con la cual colaboré en la grabación de su reciente EP, propuesta musical que no conoce barreras, no distingue géneros y busca un solo objetivo "transmitir sentimientos a través de sus melodías”. 2014 salgo de The Full´s Band y un 4 de Julio me uno a la banda MIND THE GAP para colaborar en la grabación de su EP y presentaciones.


Deja un comentario