Juan Gabriel. El Ser Humano

Más allá del personaje y de la personalidad que fue Juan Gabriel, estaba el ser humano.

Juan Gabriel tuvo que pasar por humillaciones, discriminación, burlas y agresiones (verbales y físicas) desde los inicios de su carrera, y eso lo fortaleció al grado de que en los últimos años de su vida se dio el gusto de vivir como él quiso, sin privarse de nada en ningún sentido, inclusive retando a la sociedad completa, sus usos y costumbres, pero siempre respetando la individualidad de cada persona. Se asumió y se aceptó como era, e invitaba a que todos lo hiciéramos sin ningún prejuicio. Así lo manifestó en su último concierto con ese pensamiento que mostró en la pantalla “Felicidades a todas las personas que están orgullosas de ser lo que son”. Pero si Juan Gabriel tuvo una vida difícil, Alberto Aguilera Valadéz tampoco la tuvo nada fácil.

Desde siempre supimos que creció en un orfanatorio, que realmente nunca vivió con su familia que le dio la espalda, empezando por su madre. Que salió adelante solo, pero en su camino siempre encontró gente que lo apoyó y a la que él siempre vivió agradecido. Porque esa era una de sus principales cualidades: ser agradecido. Nunca olvidaba a quien le había brindado su mano, y sabía ser buen amigo.  Ahora que tuvimos oportunidad de conocer su biografía por medio de esta serie producida por Disney “Hasta que te conocí”, platicada y autorizada por el mismo, nos damos cuenta de la calidad de ser humano que fue.

Una persona que ha pasado por este tipo de situaciones, normalmente es un resentido social, un inadaptado que busca revancha y que trata de cobrarle a la vida lo que le negó, de la manera que sea y sin importarle el daño que pueda causar. Juan Gabriel (Alberto) no solamente no era un resentido, sino todo  lo contrario. Nunca hizo daño a nadie, y en cambio durante 45 años de su vida se nos dio y gracias a él tuvimos muchos momentos de felicidad, muchos motivos para compartir sentimientos y emociones con sus canciones.

Nunca se le escucho hablar mal de nadie, ni siquiera de quien le hizo daño. Y vaya que fueron muchas personas a lo  largo de su vida. En cambio buscó siempre la forma de ayudar al que lo necesitaba, de cualquier forma: desde el Albergue que fundó para los niños de Ciudad Juárez, hasta los cientos de personas a los que les daba trabajo y que, según sus propias palabras, siempre eran tratados como parte de su familia. Y pasando por todos los artistas a los que él apoyó e impulsó con sus canciones.

Supo hacer amigos en todas partes donde llegaba, tenía un don de gentes que pocos tienen, porque siempre actuaba con humildad, nunca se sintió la superestrella que era y su actitud era la misma con gente famosa y con la gente que tenía a su servicio. Solamente con los medios de comunicación no tenía una buena relación, pero eso era porque defendía, como cualquiera lo hace, su vida privada.

Y desde luego, su veto en Televisa, con el que realmente quien perdió fue la misma televisa ya que, como el dijo “a mí no me vetó Televisa, yo veté a Televisa.  Y así fue: él sabía cómo manejarse sin necesidad de depender de nadie. Y lo demostró al sobrevivir 8 años sin poder grabar un disco, pero manejando su carrera a base de presentaciones personales por todo el mundo y produciendo discos a varios artistas, sin dejar de escribir canciones en ningún momento. Ese pleito con la disquera fue histórico y, otra vez, defendiendo la propiedad de sus canciones y peleando por la forma en que lo estaban manejando.

Con la ausencia de Juan Gabriel, México se ha quedado  indefenso ante los embates de la música chatarra que es la que predomina actualmente en los medios. Artistas prefabricados y producidos como en serie, sin talento, sin nada que ofrecer a la gente que gusta de la música de verdad y que en sus canciones encontrábamos un poco de nuestras raíces.

Hay muchos temas todavía sobre Juan Gabriel, pero temo que estoy abusando de ustedes, lectores, y no los quiero cansar. Creo que daremos fin a esta serie de artículos, a menos que… ¡Muchísimas gracias!





Alex Gonzalez (492 Posts)

Trabajé de manera independiente hasta el 2012 Año también, en el que formo un mini estudio de grabación y Nace el proyecto de vídeos “drum cover” para YOUTUBE hasta la fecha. Formo parte de THE FULL`S BAND , que nace en el año 2012 , con la cual colaboré en la grabación de su reciente EP, propuesta musical que no conoce barreras, no distingue géneros y busca un solo objetivo "transmitir sentimientos a través de sus melodías”. 2014 salgo de The Full´s Band y un 4 de Julio me uno a la banda MIND THE GAP para colaborar en la grabación de su EP y presentaciones.


Deja un comentario